11 diciembre 2009

Ruta 66: Mallrats

Kevin Smith tiene un hueco destacado en la selección “Ruta 66” (que llevamos diseccionando poco a poco en este blog) realizada por la biblioteca salmantina Torrente Ballester. Pero por alguna razón, entre las películas escogidas figura primero Mallrats. ¿Acaso no posee más carácter indie su obra magna Clerks? ¿Dónde está pues? Quizá en Ruta 66 quede obviada por razones desconocidas, pero aquí en Other Films estamos preparando una entrada especial face-to-face de ella frente a su secuela, Clerks 2. Mientras tanto, respetaremos la cadena de análisis que aquí realizamos…



Slacker Movies

Métase usted, lector, en harina: Slacker. ¿Qué es un Slacker? Es un prototipo de persona/personaje, falto de voluntad, carente de ambiciones. En definitiva un “bueno para nada”. El término en español bien nos puede ser proporcionado por la película que tratamos en esta entrada: Pusilánime.

En las películas de corte Slacker vamos a encontrar protagonistas desganados sin objetivos a largo plazo. Los veremos deambular sin rumbo fijo por las aburridas aceras que son sus vidas. Su mayor problema consistirá en decidir en qué invertir (malgastar) su indigesta cantidad de tiempo libre. Tipos carismáticos al 100%.


Mallrats es una película de este curioso género, por tanto sus protagonistas no van tener problemas verdaderamente trascendentales, y cualquiera estará de acuerdo en que pasarse el día matando el tiempo en el centro comercial (Mall…) merodeando como ratas (…rats) de tienda en tienda, de planta en planta, no es un buen contexto para una trama trascendental al uso.

Las ratas de Askew

Jeremy London es TS, un universitario cualquiera de actitud insegura, que tiene un problemón con su chorba. Jason Lee es Brodie, coleccionista de cómics hardcore que vive en casa de su madre y que tiene un problemón similar. Juntos forman un dúo protagonista en el que TS sirve de personaje florero pasivo cuya función es darle coba a Brodie para deleitar los oídos del espectador con diálogos geeks, cínicos, irreverentes y con chispa. Este esquema no es que suene, es que atrona a Clerks. Pero esto no es negativo necesariamente.

Claire Forlani y Shannen Doherty son, respectivamente, los problemas con curvas de los dos individuos mentados. Y luego están Jay y Bob el Silencioso, Jason Mewes y Kevin Smith (que además dirige y escribe, por si no habéis pinchado en el vínculo de su nombre al inicio de la entrada). Como aparición friki estelar nos encontramos a Stan Lee, ídolo de oro entre los amantes del cómic de superhéroes. Ben Affleck también aparece probablemente por artes de presión de estudios, así que su mención bien puede acabar aquí.

Un momento… Personajes urbanos, unos escenarios costumbristas de los 90, trama amorosa sin pretensiones, comedia basada en los diálogos ingeniosos, esos dos mongolos de Jay y Bob… ¿Aquí hay gato encerrado? No, es simplemente la mitología creada por Kevin Smith bajo su productora View Askew. Las películas desarrolladas por Smith están unidas por numerosos, pero pequeños, detalles argumentales: personajes, situaciones, tramas, intérpretes, chistecillos…Todo el trasfondo referencial del que hacen gala Clerks, Mallrats, Persiguiendo a Amy, Dogma, Jay y Bob el Silencioso Contraatacan y Clerks 2, podría dar de sí para un extenso artículo analítico, o bien para un ciclo de cine en casa un fín de semana.

Lo güeno


Es una comedia ingeniosa con todas las letras. La velada se pasa volando, mientras acompañamos a esos cuatro caraduras haciendo el vándalo por el centro comercial. Brodie tiene el mismo carisma que puede tener el pionero Randall (de Clerks), el cuerpo es otro, pero el ánima despreocupada y cínica es clónica.

Kevin Smith sí que sabe elegir actrices atractivas. Tanto las novias de los protagonistas, como las secundarias que se pasean por el centro comercial provocarán derramamientos de baba a más de uno.

Los aportes cómicos de Jay y Bob a la trama son impagables, el salto cualitativo de Smith como Bob desde Clerks a Mallrats es bastante destacable.

Lo malo

Los más exigentes pueden exprimir a dos bandas: no es arriesgada y es más de lo mismo (más de Clerks). En una entrevista en los extras Smith afirma que pretendían desde un principio un Porky’s “inteligente”, una Clerks en un centro comercial. Pero si nos ponemos en plan “vi Clerks y me quedé con muuuuchas ganas de más”, este defecto se convierte en virtud.

Kevin Smith ya no sabe elegir actrices creíbles. La novia y la ex de Dante Hicks en Clerks daban una impresión más humilde y realista, cercana al espectador. En Mallrats, y por lo que se ve, de ella en adelante, los personajes femeninos son maniquíes de escaparate (metáfora muy apropiada para esta película, por otra parte).

Así como sucedió con Gimli en la segunda y tercera parte del Señor de los Anillos, Jay y Bob se convierten, arrastrados por el peso de su carisma, en… payasos de risa fácil.

Hora de cierre

Solondz me va a matar por esto: Mallrats es el comienzo de la carrera palomitera de Kevin Smith, en esta el espíritu humilde de Clerks se ha perdido ya completamente en mi opinión. Diversión para disfrutar entre amiguetes.

Trivia (traducido de Imdb y Wikipedia)


Brian O'Halloran, Dante Hicks en Clerks. Cameo interretando a un tal Gill Hicks...

Bastante extenso, así que se publicará en entrada aparte. ¡Gracias por su paciencia!
[+/-] Seguir Leyendo...

Etiquetas: , , , , ,

4 Comments:

At 11:05 p. m., Blogger solondz_fan said...

Yo no hablaría de cine palomitero, si por ello entendemos cine comercial. Smith nunca ha sido comercial, pero ha tenido un público muy fiel, lo que le asegura un volumen mínimo en taquilla y luego a vender dvds que es de donde saca la pasta.

Si no tenemos en cuenta Chasing Amy, siguiente en la lista a Mallrats, efectivamente no ha terminado de despegar, mal que me pese.

 
At 2:09 p. m., Blogger key said...

Mallrats, Persiguiendo a Amy, cuando Kevin Smith me completaba de forma pelín desenfadada a Linklater en eso de retratar a los jovencillos. Pena que ahora el primero ni sabe que hacer, y el otro (Richard) se me fue a otros géneros.

 
At 7:42 p. m., Blogger Insanus said...

Excelente texto.

A mí me gustó Mallrats, la pillé en vhs por 300 pelas, creo que fue.

Tienes razón en lo de las chicas Smith. Es cierto que a partir de Mallrats todas son ya bombones, y no esas que dan el tipo de vecinas de la puerta de al lado o amigas del instituto.

 
At 5:36 p. m., Blogger AkaTsuko said...

¡Gracias por leer y por comentar, señores!

 

Publicar un comentario

<< Home

BloGalaxia