19 febrero 2009

The Wrestler: Más de una resurrección.


Cuando se habla de esta película, siempre se añade, ya casi como coletilla obligada, el tópico de que The Wrestler supone la resurrección de Mickey Rourke. Yo personalmente lo pongo en duda. Mickey Rourke llevaba en el limbo muchos años, pero ya quisieran otros actores menos afortunados (o con menos oficio) vivir en el limbo profesional en el que ha estado Rourke. Ha trabajado (en la sombra) con Terrence Malick, Robert Rodriguez se acuerda de el cada vez que puede, y salvo en 2007, ha encontrado trabajos destacables durante todos los años de la presente década. Hay muchos otros que tras pasar por los mismos problemas que Rourke con las drogas y el Alcohol se han queado relegados a la televisión o a producciónes de muy baja estofa. Por citar algunos, se me ocurren Michael Paré o Michael Biehn... y no cito a Michael Madsen por que le veo más cercano a Mickey Rourke, y le va bien con Tarantino. (si alguien empieza a notar un patrón en todo esto que estoy escribiendo, que no dude que es por que ya tocaba el copazo de las doce!) Por eso, más que una resurrección profesional, creo que se trata de una resurrección en su vida personal, que no nos debería afectar a la hora de juzgar su trabajo. A posteriori, y con la recolección de premios que lleva, es más que probable que su carrera se vea relanzada, pero eso no lo veremos hasta dentro de algún tiempo.

Sin que se me entienda mal, la resurrección más esperada en The Wrestler era la de su director, Darren Aronofsky. Se que solo tiene cuatro películas en su haber, pero muchos, tras las cotas alcanzadas con un estreno como Pi, y un segundo titulo como Requiem for a Dream, no esperábamos el jarro de agua fría que supuso The Fountain. Fue un titulo que se hizo esperar más de lo normal y cuando por fin accedimos a el, envuelto en un halo de película de culto antes de su estreno, la realidad se antepuso ante nosotros, haciéndonos ver lo que no era más que el tercer titulo de un director joven y sin el freno que suponen los, por otro lado, lógicos fracasos. Es por ello que hablo de resurrección, ya que Arnofsky abandona todo el artificio visual del que se había envuelto, y nos presenta una historia sencilla pero muy dificil de contar, con el pulso narrativo de sus primeros títulos, y sin renunciar a la proximidad de los personajes.

The Wrestler es la historia de un perdedor, y para un actor que ya ha adaptado a Bukowski, no se trata más que de volver a aguas conocidas. Rourke se aprovecha de su experiencia pujilística y de su pasado en el arroyo, para mostrarnos un personaje acabado pero en lucha continua. Su lucha fuera del ring es la más humana y la que más tiempo en pantalla acapara, aunque las escenas deportivas se utilizan de manera que acentúan y complementan todo lo que hemos vivido junto a Randy. Por eso no puedes evitar que se te ponga la piel de gallina al verle subir al cuadrilátero con Sweet Child O'Mine de fondo, por que sabes todo lo que hay detrás y lo que esta apunto de ser ganado y perdido. Se trata de una historia, que partiendo de un personaje desposeído de todo (en lo material y en lo espiritual) es capaz de ofrecer también todo... Pasas por todas las emociones posibles durante el metraje, y terminas totalmente estremecido. Sin artificios, sin cgi, sin trucos, The Wrestler es humana y real, y eso se lo debemos a Rourke, pero mayormente el resultado es obra de Aronofsky (vale, y de su apretado presupuesto).


The Wrestler se cuenta entre los estrenos en nuestro país del 20 de Febrero.

Etiquetas: , , , ,

10 Comments:

At 4:54 p. m., Blogger AkaTsuko said...

Bien cierto es eso que comentas del bombo con lo de "actor resucitado". Yo que ando todavía casual en cuanto a séptimo arte, que mañana es probable que vaya a verla ("El Lector" no la han puesto, a saberse por qué, en cambo Crepúsculo la han vuelto a poner...), ya tengo para bien o para mal la idea preconcebida de que Rourke está haciendo su redención con esta película, prejuicio que me viene provocado por la publicidad empañada de la película. Supongo que no me afectará para nada, ya que no he visto nada suyo antes. ¿Algún apunte antes de verla Mat?

De Aronofsky en cambio sí que tengo la suerte de haber visto Pi. De hecho tengo que volver a verla, que no se puede extraer mucho de ella siendo un chaval como yo era. Extraje mucha angustia, eso sí xD.

 
At 9:44 p. m., Blogger solondz_fan said...

Por mi parte, apuntes ninguno. Ya sabes que no me gusta comentar la trama a los lectores, que me parece de mal gusto contarte lo que vas a ver o no. Para eso estan otras webs y los trailers que son la mayor fuente de spoilers. Es que no hace falta más para ir a verla, solo saber que vas a ver un drama muy humano, centrado en un entorno inusual como es el de la lucha libre. Me encanto la musica cañera ochentera con la que adornan la pelicula y el tratamiendo documental me parece excelente.

Espero que si la vas a ver disfrutes de ella. Me da miedo recomendar algo que luego pueda no gustar, por que el cine esta muy caro. Pero con esta creo que no me equivoco.

Ya nos contaras que tal!!!

 
At 10:11 p. m., Blogger Homo Insanus said...

La he visto, y me ha gustado, pero amigos, Mickey Rourke ya hizo esta película a finales de los 80. Se llamaba Homeboy y trataba de un boxeador con una lesión cerebral que se jugaba la vida si volvía al ring.

Mickey Rourke es para mí uno de los grandes. The Wrestler es un papel muy físico y en ese sentido, le da pocas oprtunidades para lucir su lado más dramático y su formación clásica, que existe, y la tiene.

El tío tiene style, tiene actitud, y eso en estos días es poco frecuente, creo yo.

 
At 10:38 p. m., Blogger solondz_fan said...

Lo de la actitud es evidente. Ahi esta el tio a pesar de todo por lo que ha pasado. ¿sera real el rumor que corrio sobre que no pudo protagonizar Deathh Proof por que se habia automutilaldo cortandose un dedo?

Supongo que no, pero no me extraña que Aronofsky lo pasara crudo para que le avalaran el proyecto con Rourke de lead man.

Y no me parece que el papel sea tan fisico, ya que tiene momentos muy intimos bien perfilados, y creo (habria que medirlo) que el tiempo en pantalla de los combates es bastante limitado, Sin spoilear, la escena de la carniceria me parece grandiosa.

 
At 4:15 p. m., Anonymous Mr. Shhh said...

Lo que hizo Mickey es volver a tener un papel protagónico dentro de una película importante. Trabajar, ya estaba trabajando desde antes. Yo no compararía a Mickey con Michael Madsen, Madsen es la madiocridad personificada.

 
At 12:04 a. m., Blogger AkaTsuko said...

Acabo de terminar mi pequeña cena de BK, que adquirí tras volver directamente del cine. Sé que no es lo mismo, pero bueno, es lo más parecido a una noche cinéfila con colegas que me puedo permitir, al menos por ahora.

Como prometí, mi review, que quiero compartir con este blog.

[OJO SPOILERS]

La película

Seré breve. Es una buena película. Y niego totalmente cualquier mención a “documental”. Los documentales son para aprender cosas, no material audiovisual en el que reflejarnos, cosa que sucede en esta película. Aronofsky no me ha decepcionado para nada. Ni final feliz, ni cabos atados, ni futuros claros, creo que ni siquiera podríamos hablar de un final concreto. La película de “El luchador” es como nuestras vidas. Preguntas sin respuestas y acontecimientos ajenos a nuestro control. ¿Acaso nosotros sabemos cómo moriremos, si nos encontraremos solos, o si seremos felices y nos sentiremos satisfechos nuetros últimos minutos de vida? No se puede responder, al igual que Aronofsky no nos da respuestas sobre Randy. Y lo veo justo y de una lógica extrema.

La cámara siguiendo la espalda de Rourke me parece de un uso acertado. Para algunos (como pude comprobar de oidas en la sala al acabar la película) esto les parecerá “lento”. Mejor que huyan de Pi, si no quieren ver cosas “lentas”.

El guión en general me ha parecido decente, quizá (y sin quizá) hay demasiados clichés dramáticos, que no cuajan como para ser considerados “reiventados” por Aronofsky. La relación con su hija, la noche de excesos, o la misma escena del cabreo de la carnicería. Esas escenas poseían carga emocional. Pero es una carga que ya se ha usado muchas veces antes. Muchas. Y de forma muy similar.

Espero que pocas personas vayan a ver “El luchador” tomando el título en el sentido estricto de la palabra. En la sala, un padre con su hijo de 7-8 años no parecieron muy entusiasmados con la obra de Aronofsky. Sus caras de perplejidad y circunstancia me decían en voz muda “Vaya, yo quería ver una peli sobre los musculosos que tanto me gusta ver en Cuatro”.

Randy “The Rourke” Robinson

Actor redimido, resucitado, o lo que sea le pueden llamar con lo que a mí respecta. Que cambien el adjetivo, pero que ni se les ocurra tocar lo de “Actor”. Mickey puede ir con la cabeza bien alta por el trabajo bien hecho de esta película. Se necesitan más actores quen hagan su labor como la ha hecho Rourke. Actualmente hay muchos “en activo”, pero lo están más en los medios, que en sus propias películas.

Marisa Tomei

De leer Viruete y de los podcast se me ha pegado la broma esa de “la inesperada ganadora de un Oscar”. No estoy familiarizado con ese suceso y lo único que puedo sacar en claro tras ver su trabajo en la película, es que, puede que no merezca un oscar, pero sí más oportunidades para encarnar personajes como el de esta película. Mujeres maduras.

Jodido Cobain

Genial banda sonora, temas reconocibles pero sin pasarse de la raya, que esto no es Tarantino ni Guy Ritchie. Mención especial a la mención especial del cantante de Nirvana. Si el Heavy Metal tocó a su fin fue en parte gracias a la labor de las letras del tristón Cobain. Y hablo como víctima de su música, es decir, como cualquier preadolescente en la edad del pavo escuché su música y claro, a esa edad la actitud y la música Grunge casan bien con nuestro fucionamiento cerebral y se impone a cualquier otra cosa, y consecuentemente luego nos encontramos con la legión de fanáticos rabiosos en los foros (afrontémoslo, Kurt fue un tio deprimido que agarró una guitarra. La diferencia entre él y cualquier otro, como pudo ser Jeff Buckley, fue la explotación que sufrió a manos de las discográficas). No hay nada más peligroso que esuchar Nirvana y engancharte a ellos a los 13-14 años. Antes los teníamos a ellos. Ahora los preadolescentes tienen a Tokio Hotel, Buller for my Valentine y demás creadores de riffs depresivos. Esos grupos camisetiles son los hijos no tan bastardos de Nirvana (que también fue y sigue siendo grupo camisetil). Pero bueno, que me voy del cine a la música...


Una gran película. De lo más potable que hay en la cartelera este mes. Y puede que sea lo único potable.

 
At 1:27 a. m., Blogger solondz_fan said...

AkaTsuko, te has ganado mis respetos. No podria estar más de acuerdo con lo que aqui nos has expuesto. La relación con la hija me parecio lo más forzado, y la actriz no me parecio la más idónea. Si te has fijado, los planos desde la espalda de Rourke tienen una función muy bonita, cuando se repiten en un contexto muy distinto, y el sonido en esa secuencia (entrando en la carniceria por primera vez) me parecio muy acertado.

La broma sobre el oscar de Marisa Tomei es algo que se habra heredado en el entorno Viruetil como referencia, ya que cuando se le dio el premio no habia tanta información como la hay ahora. Digamos el que el chiste es algo que se movio por los USA, y que a nosotros nos llego en forma de (por ejemplo) dibujo animado (la serie El Critico, emitida por canal + hace la tira, es un precedente clarisimo del humor que ahora nos satura en Padre de familia). La pelicula por la que se lo dieron fue Mi Primo Vinnie, que no dejaba de ser una comedia no muy sofisticada en la que hacia simplemente de la novia del protagonista (Joe Pesci).

Te agradezco que hayas compartido con nosotros tu opinión. Y que sepas que me ha dado algo de pena eso de que te tengas que comer los whoppers en la intimidad de tu hogar tu solo. Si no es mucha indiscrección... ¿de donde eres?

 
At 2:24 a. m., Blogger AkaTsuko said...

Es un honor para mí tener la oportunidad de publicar mi opinión en un blog como este (tal y como está el panorama foril, abrir un post en cualquier foro cinéfilo no supone ningún reto, lo único que recibes es lo mismo de siempre, la polémica que esté de moda. Actualmente, si El Caballero Oscuro es una obra maestra o no). Sí, la escena de la "entrada" a la carnicería, con los gritos de los espectadores de wrestling, es una de las más buenas de la película. Todavía no conozco lo suficiente de actrices jóvenes, así que tengo que conformar con la que hay para el papel de la hija de Randy.

Soy natural de Cáceres, pero actualmente resido en Salamanca en calidad de estudiante universitario. Al final uno se acostumbra a la soledad, y encuentra satisfacción en las oportunidades comunicativas de las redes. Planteé a unos compañeros de clase ir conjuntamente a ver "El Luchador" pero ellos ya habían ido ayer a ver la de los chihuahuas esos. Y la semana que viene querían ir a ver "La Duda" la cual, personalmente, por ahora ni fu ni fa. El argumento me recuerda horrores a cualquier telefilm de sábado por la tarde: injusticia (lo del cura con el niño) que debe ser erradicada por alguien racional (Meryl Streep) mientras se enfrenta a la hipocresía irracional que le rodea (la fuerte moralidad de la época, que le da la razón al cura a los ojos del público).

Oh, y han sido Long Chicken. Hoy me apetecía pollo XD.

 
At 9:25 a. m., Blogger Homo Insanus said...

Fantástica crítica, Akatsuko. Y ahora reparo en que os conozco a algunos de Viruete, ¡por los comments! XDD. Me suena tu nick y el de Armabot, :).

Lo de Marisa Tomei fue una broma pesada de los tabloides USA (Variety, creo, fue el origen) que se extendió MUNDIALMENTE. Tela, ¿eh? Aquí en España se mencionaba mucho en Lo que yo te diga y en Fotogramas. Supongo que a la pobre actriz, la chanza de la lectura equivocada por Jack Palance debió tocarle los ovarios bastante.

Normal que seamos fans de Rourke: no podría ser de otra forma. Si os gustó The Wrestler, echad un vistazo a Homeboy, que es la pera también.

 
At 3:29 p. m., Blogger Armabot said...

Pues a mí me gustó "The Fountain"... Entiendo que lo que cuenta podría contarse en 45 minutos y que la historia acaba siendo tan sencilla como pretenciosilla, pero sigue siendo una película distinta y visualmente muy interesante y con eso ya me tiene ganado.

A ver cuándo veo "The Wrestler", aunque imagino que precísamente esta vez Aronowsky se ha decantado por una realización natural para contar la historia.

Yo colaboro puntualmente en Viruete.com. De ahí puede que venga mi fama...

 

Publicar un comentario

<< Home

BloGalaxia