12 mayo 2009

Ruta 66: Happiness

La historia de esta película gira en torno a las vivencias de una familia made in USA, 3 hermanas (dos de ellas solteras y la restante poseedora de un núcleo familiar ideal) cuyos padres han tenido un matrimonio ejemplar y longevo. Participan en el juego argumental algunas personas allegadas a las hermanas, ejemplares ciudadanos americanos rebosantes de madurez. Hasta aquí todo parece normal. Pero no es así. Porque alguien ha escrito esta historia, y ese alguien, por suerte para nosotros, por desgracia para sus portagonistas, no es otro que Todd Solondz. El mismísmo Todd Solondz.



Todd Solondz tiene un diccionario que no incluye la palabra “Tabú”

No quiero entrar en detalles con éste comentario, pues Happiness es una película que se merece a mi juicio un análisis pormenorizado sobre su trama y sus consecuentes subtramas, sobre el equilibrio entre el binomio de la TragiComedia, la dirección de Solondz, las caracterización de los profesionales, o la ausencia total de límites para con lo moral. Happiness no es una comedia al uso, ni siquiera si la etiquetamos de comedia negra o transgresora. Su profundidad va más allá del chiste fácil o de la descacharrería visual. La dimensión global que provoca en el espectador bufidos de risa o emocionales encogimientos de las tripas es la impredicibilidad.

Impredecible. Mucho.

Me quito el sombrero ante aquél que adivine o sepa capaz de predecir los diálogos, las reacciones, siquiera los eventos que se suceden durante la película (con un ritmo que se digiere muy bien, todo hay que decirlo). Pero ante una persona que afirme esto me reservo para mis adentros mi incredulidad ante tal aseveración. Dudo que ni el mismo Solondz cuando reactaba el guión esperase de sí mismo lo que ha parido con Happiness. Y es que pese a que en las comedias el factor sorpresa es que el que consigue el objetivo primordial del género, ello se consigue a través de deformar la realidad de la manera más original posible. El mérito de Todd Solondz es que no ha tenido que recurrir a esto, el realismo de Happiness es tan nítido como mirarse en un espejo. Los dramas del cine mainstream están empañados de moral y clichés gastadísimos, pero Solondz se ha arremangado la camisa y le ha dado un buen repaso a la superficie del cristal que es la adultez cotidiana estadounidense.


Happiness es un film del cual no puede faltar mención en esta serie bloggera, ni en esta web. Happiness representa, en mi opinión, perfectamente la declaración de intenciones que puede leerse en el margen derecho de la página: es Otro Cine. Próximamente habrá un análisis más desarrollado de todos y cada uno de los elementos antes mencionados. La película se lo merece. Os pido un poco de paciencia, pues, nunca se sabe cuándo vas a encontrar la felicidad.

Sección Extra: Triviade Imdb Traducido

- Cameo del Director: [Todd Solondz] Es el portero durante el turno de día en el edificio donde residen Allen, Hellen y Kristina.

- La revista premiere la incluyó en una lista de “Las 25 Películas más Peligrosas”.

Etiquetas: , , ,

3 Comments:

At 1:27 a. m., Blogger solondz_fan said...

Miedo me das! :D Me alegro de que te haya gustado tanto como para querer analizarla en profundidad. Me la tendré que ver de nuevo para no perderme ni un detalle.

Awesome!

 
At 9:41 p. m., Blogger Insanus said...

Es muy burra y muy fuerte, y tienes razón: impredecible.

Las conversaciones con el padre y el chico son la bomba. Hacía mucho que no me quedaba con la boca abierta, y no es una expresión hecha: con la boca en O.

Es que hasta en el prólogo, en los minutos iniciales, ya te repatingas en el sofá, en guardia, con aquel tío mostrando su desprecio a la neurótica flaca aquella.

Pues estaré atento a futuras entregas sobre Happiness, :).

 
At 12:44 p. m., Blogger Rafadalton said...

Impresionante. Impactante. Imprescindible!

 

Publicar un comentario

<< Home

BloGalaxia